colombia-blogg
10º aniversario de SweFOR en Colombia ¿motivo de celebración?

“Aprovecho no para felicitarlos sino para darles un saludo de reconocimiento a las organizaciones que nos permiten hacer nuestras labores”, dice Gloria Gómez Cortes, directora de Asfaddes, durante el 10º aniversario de SweFOR en Colombia, evento realizado el pasado 23 de septiembre en Bogotá.

El Movimiento Sueco por la Reconciliación – SweFOR, abrió su primera oficina en Bogotá en el año 2004 para acompañar a organizaciones y defensores de derechos humanos que a causa de su trabajo afrontaban problemas de seguridad. Hoy, diez años después, SweFOR continúa su labor en un contexto complejo y con muchos retos para el trabajo de defensa de derechos humanos.

Def_Embajadora

Las actividades de SweFOR en Colombia son financiadas por la Embajada de Suecia. En su saludo a los asistentes al evento el 23 de septiembre, la Embajadora Marie Andersson de Frutos agradeció a SweFOR por su labor. Aquí aparece junto al Vicedefensor del Pueblo, Esiquio Manuel Sánchez Herrera y Andrea Echazú, Oficial de Derechos Humanos de OACNUDH.

En los últimos años se han dado avances en el país en términos de protección. Sin embargo, los hostigamientos y amenazas siguen manifestándose permanentemente. En los primeros seis meses de 2014 se reportaron 194 agresiones y 30 asesinatos de hombres y mujeres defensores y defensoras de derechos humanos.[1]

“Un defensor de derechos humanos es asesinado cada siete días en Colombia“, señala el Vicedefensor del Pueblo, Esiquio Manuel Sánchez Herrera, en su saludo a los asistentes al evento del 10º aniversario de SweFOR. Estas cifras son motivo de preocupación.

La labor de SweFOR es estar al lado de las mujeres y hombres defensoras y defensores de derechos humanos para que puedan seguir realizando su trabajo legítimo, el cual conlleva a riesgos permanentes. Gloria Gómez Cortes enfatiza lo importante que ha sido el acompañamiento para Asfaddes. “Nos ha permitido seguir saliendo a las calles a mostrar los rostros y hablar de lo que ocurrió”, dice y sigue, “también nos ha permitido reconstruir la memoria desde las víctimas.”

Liza Smith, acompañante internacional, expresa que el acompañamiento “no es solamente para que esas personas sigan en sus luchas sino para que puedan tener una vida digna y disfrutar de las cosas sencillas, como tomar un café o ir a cine.” Esto, lamentablemente, no es un derecho para todos en Colombia en el 2014.

SangAniversario

El grupo musical “La Puya Loca” cerró el evento con chirimía, música típica del departamento de Chocó. Desde el año 2006 SweFOR tiene una oficina en Quibdó y acompaña a organizaciones étnico territoriales en todo el Chocó.

“Estamos en una coyuntura del país en el que tenemos que tener conciencia que podemos retroceder en el tema de derechos humanos,” advierte Betty Pedraza, integrante del equipo de International Desk. Las listas que han circulado amenazando a defensores de derechos humanos en las últimas semanas hablan según Pedraza, de un retroceso en el sentido de que hacía dos años que no se veía ese tipo de amenaza.

En el marco de la protección, SweFOR y otras organizaciones de acompañamiento internacional juegan un rol importante pero complementario. El sólo hecho de que el acompañamiento internacional siga siendo solicitado por mujeres y hombres defensores de derechos humanos muestra que el Estado aún no logra cumplir con su deber de garantizar la protección de todos sus ciudadanos y ciudadanas. Esto nos lleva a concluir que mientras continúen las agresiones contra los defensores de derechos humanos no podemos hablar de celebración en torno a los 10 años de la presencia de SweFOR en Colombia.

Lämna en kommentar


*